Trump en México, más que una amenaza y un serio problema, una gran oportunidad.

August 31, 2016

Es increíble como reaccionamos a los efectos de las masas sin detenernos a reflexionar por nosotros mismos los antecedentes, las causas, los efectos y las posibles soluciones.

 

Miremos los recientes acontecimientos, muere Juan Gabriel y resulta que todos lo adoran, incluso los machos más bigotudos y empistolados, que por la simpatía que demuestran tener con el fallecido cantante, podrían pasar por “machos calados”. También resulta que después de la muerte del Divo de Juárez las ventas de sus discos se incrementaron desproporcionadamente, dándole oportunidad a sus familiares de ser más ricos de lo que son hoy en día (cosa con la que no tengo el menor de los problemas), así que el efecto de la muerte de este gran interprete se traduce en que ahora la mayoría adoramos sus canciones y  lloramos su partida, pero seamos sinceros, nadie de los que está leyendo estás líneas pensaba o recordaba a Juan Gabriel hace un par de semanas.

 

Y entonces sale un señor llamado Nicolás Alvarado a comunicar que “él y Juanga” no jugaban a las canicas juntos ya que le parecía un “naco” que vestía de lentejuelas. Ufffff, pues eso fue suficiente para que la imagen y reputación de uno de los personajes más relacionados con la cultura en México, y me refiero al hombre de los “armazones extravagantes”, quedará despedazada en tan solo unas horas. En mi humilde opinión, Nicolás el hombre del mal vestir pero con gran orientación a las artes, podría haberse guardado su comentario, pero no, necesitaba tener sus minutos de protagonismo. Como bien lo dice el Diablo, si, ese que huele a azufre y viste de rojo, “Vanity, always my favorite sin”.

 

Pues ahora como el cuerpo de Alberto Aguilera Valadez ya no existe debido a que fue cremado en California, mi intuición es que los homenajes que le harán ya no tendrán el impacto mediático que las televisoras y empresas de todo tipo de medios se estaban imaginando con gran voracidad, así que ahora deberemos encontrar algún tema alternativo que nos permita seguir publicando en Facebook y Twitter, ya que si no lo hacemos nuestra popularidad podría verse amenazada y ponernos en riesgo de perder a nuestros amigos desconocidos.

 

Y es por eso que nuestro flamante presidente Enrique Pene Inquieto, tuvo la gran idea de invitar al neoyorkino que compite por la presidencia del país más poderoso del globo. Exacto, eso es justo la gasolina que necesitamos para poder seguir poniendo mensajes ofensivos en contra de estos dos personajes para poder seguir llenando el fais y el tuiter con mensajes llenos de violencia verbal y de poco efecto constructivo.

 

Así lo decía uno de los grandes, “La violencia crea más problemas que los que resuelve, y por tanto nunca conduce a la paz”. Martín Luther King

 

La visita de Trump ha generado todo tipo de reflexiones, incluso logré leer una que tiene un efecto muy positivo, decía en palabras más, palabras menos, “las acciones del presidente me hacen pensar si seguiré manteniendo mi afinidad con el PRI o no”. Wow!!! Imaginen que el PRI cerrara sus puertas por falta de seguidores, eso sí que sería un gran efecto positivo.

 

Lo que es una pena es que como país estemos viviendo nuevamente este efecto destructivo de descalificaciones e insultos a lo que debería ser la segunda figura más importante de México, La Presidencia de la República, y digo la segunda ya que la primera figura y la causa más importante somos nosotros mismos, la gente, los mexicanos, el pueblo.

 

Así que les pregunto; ¿Ahora si ya aprendieron la lección, o necesitan de otros 72 años de dominio PRI para darse cuenta? Recuerden, “la culpa no es del indio, sino de quien lo hace compadre” y el poder de cambiar nuestra situación política está en nuestras manos, en nuestro voto.

 

¿Por qué digo que la visita de Trump es una oportunidad?

Veamos, la realidad es que nadie en este mundo puede hacer cambiar a alguien más; tú no puedes hacer que alguien cambié, si tú crees que alguien está cometiendo errores o su comportamiento no es el debido, lo único que puedes hacer es invitarlo a cambiar, y la única manera de hacer que una persona arrogante y rígida cambie es mediante el uso de una comunicación directa y efectiva. Así que si Enrique Pene Inquieto tiene la oportunidad de reunirse con Trump, más vale que la aproveche a favor de todos los Mexicanos, nos lo debe.

 

Desafortunadamente les voy a decir que es lo que veo en una reunión Trump-Peña. Por un lado veo a un zorro rubio, astuto y oportunista, y por otro lado veo a un perfecto burro de carga sin la capacidad de comunicarse en el idioma nativo del zorro, así que las posibilidades de que esto salga bien y a favor de los mexicanos son muy pocas, sin embargo les voy a decir la palabra mágica que me transmitió una de las personas más sabias que conozco… “Confien”.

 

Somos un gran país y por supuesto que merecemos un gran gobierno, pero la realidad es que por mejor que sea nuestro gobierno ellos no van a resolver nuestras necesidades. El bienestar de nuestras familias lo generamos y lo procuramos nosotros mismos, así que no estemos esperanzados en que el gobierno nos resolverá todos nuestros problemas.

 

Termino estas líneas con la siguiente frase interpretada por gran Vito Corleone:

 

 

“I have no intention of placing my fate in the hands of men whose only qualification is that they managed to con a block of people to vote for them.”

 

 - Mario Puzo, The Godfather.

 

 

 

 

Alonso Pérez Taylor N.

Emprendedor, Vendedor de Tecnología, especialista en Big Data y Descubribiento de Datos, Mexicano

Please reload

Featured Posts

¿Y dónde están los grandes?

September 24, 2017

1/10
Please reload

Recent Posts

December 15, 2015

November 10, 2015

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square

© 2009 Smart Choc

  • s-facebook
  • Twitter Metallic
  • Grey Instagram Icon