¿Empleado o Empleador?


Cambios, cambios y más cambios... Vemos cambios en todos los aspectos de nuestras vidas, los vemos en la manera que nos informamos, los vemos en la manera en que utilizamos los datos, lo vemos en los negocios disruptivos que aparecen constantemente y que podrían cambiar a la humanidad, los vemos en los avances tecnológicos y médicos que se publican a diario, los vemos en las organizaciones cuando intempestivamente se recorta la estructura con el argumento de "disminución de gastos". ¿Pero, y nosotros nos estamos adaptando a estos cambios? Reflexionemos sobre algunos casos conocidos:

Mientras la empresa Instagram conformada por 13 personas era comprada por Facebook en mil millones de Dólares, la empresa Kodak, que llegó a tener a más de 140 mil empleados en todo el mundo, se adhería al capítulo 11 de la ley de bancarrota estadounidense, para ese entonces su plantilla de personal ascendía a poco más de 8,500 empleados.

Mientras empresas sin activos como Uber o AirB&B, o sin inventarios como Alibaba, están ingresando a las listas de las más valiosas, empresas como Enron que tenía billones en activos fueron devastadas por la conducta errada y deshonesta de sus propios directivos.

En el 2014 la empresa Whatsapp con 30 empleados se vendió por 19 billones de dólares, mientras que en el año 2002 el gigante de las comunicaciones WorldCom tenía más de $41 billones en deudas.

Existe un ejemplo en México que a mí me hace reflexionar sobre la pérdida del control en una organización, estoy hablando de Elektra y TV Azteca como parte de Grupo Salinas. Hace poco escuché que este "pull" de empresas tenía planes de despedir a más de 14 mil empleados, y las preguntas que me hago son, ¿Ahora quiénes cumplirán con las funciones de esos 14 mil empleados, o será que esos 14 mil empleados sobraban y nadie se había dado cuenta? Una de mis teorías relacionadas con lo anterior es que efectivamente los líderes de la organización perdieron el control hace mucho tiempo y ahora están viviendo las consecuencias de tener a una organización que creció desorganizadamente. Lo anterior incluso siento que podría ser provocado por la exigencia de un crecimiento desmedido provocado por la propia Alta Dirección del Grupo, ya que eso, sin duda podría ser el principal aditivo para invocar conductas corporativas inapropiadas y autodestructivas, tal y como sucedió con el gigante energético Enron o con la propia Xerox Mexicana en su momento.

Ahora bien, ¿Nosotros estamos pensando distinto a la mayoría? ¿Nosotros nos estamos preparando para los cambios que estamos viviendo a diario? ¿Estamos listos para quedarnos sin trabajo sin previo aviso?

Como empleado uno debe estar consciente de que la promesa que existía en los años 50's de poder trabajar 30 años para una corporación multinacional y después vivir de tu pensión en un apartamento de lujo en Florida para poder jugar al Golf 3 veces por semana, se esfumó. Así que recomiendo que pienses en la posibilidad de que te podrías quedar sin trabajo y sin fuente de ingresos en cualquier momento, eso podría desatar un cambio en tu "mindset" para lograr generar una buena idea con alta capacidad de desarrollo, de esa manera estarías preparado para cuando alguien más decida que ha llegado el momento de interrumpir tus sueños.

Como empleador o emprendedor uno debe estar consciente que todo evoluciona y que más vale comenzar a pensar y a ejecutar de manera diferente, uno deberá mantener el control de su empresa sin caer en anarquía, uno deberá sentirse cómodo con los retos y estar siempre dispuesto a resolver los desafíos, uno deberá fomentar en todo momento una comunicación directa y honesta, no solo con sus empleados sino con sus clientes y proveedores, uno deberá tener la salud mentar suficiente para aguantar que otros lo llamen loco, y el estómago lo suficientemente fuerte para poder dejar de comer si fuera necesario. Como empleador o emprendedor uno deberá estar siempre abierto a la crítica constructiva, pero ser lo suficientemente obstinado para no rendirse jamás en la búsqueda de su objetivo.

En lo personal me inclino por la figura de empleador o emprendedor ya que estoy consciente que es la única manera en que yo podría cumplir mis sueños, sin embargo todo empleador o emprendedor eventualmente necesitará de un empleado, lo cual hace pensar que independientemente de la figura que uno esté dispuesto a desarrollar, debe existir siempre un equilibrio que fomente una buena relación entre las dos partes, esa será la única manera de garantizar la continuidad del éxito en un proyecto. Hay encuestas que demuestran un muy bajo nivel de satisfacción en los empleados que se presentan diariamente a realizar sus labores, creo que lo anterior es primordialmente a que la cultura empresarial que predomina tiene que ver con un enfoque tradicional en donde la generación de capital y el cumplimiento a los accionistas es lo único sin importar los medios para lograrlo, sin darse cuenta que ese objetivo podría ser la consecuencia de los buenos actos de los ejecutivos y del resultado de promover en todo momento un ambiente colaborativo y de inclusión en la organización, incluso hasta haciéndolos participes en el capital social de la propia empresa.

Con absoluta franqueza admito que soy el primero en argumentar en el que dinero es la consecuencia de los buenos actos de las personas y aunque siempre mantendrá un peso específico importante en la vida del empresario o del emprendedor, me inclino por no pensar mucho en el. Sin embargo algo que hay que destacar en cuestiones de estadística es que no encontrarás en ninguna lista de los hombres más adinerados a ningún empleado por más alto el puesto que este pudiera tener, así que si lo que te mueve es el dinero, sin duda la figura de empleado no es la adecuada para ti.

Ya para terminar, encontré esta reflexión de un escritor y poeta estadounidense que me permito compartir con ustedes, y aunque un tanto crudas me parece que estas líneas describen una constante realidad.

¿Cómo diablos puede un ser humano disfrutar que un reloj alarma lo despierte a las 5.30 am para brincar de la cama, sentarse en el excusado, bañarse y vestirse, comer a la fuerza, cepillarse los dientes, y encima luchar con el tráfico para llegar a un lugar donde usted, esencialmente hace montañas de dinero para alguien más, y encima si le preguntan, debe mostrarse agradecido por tener la oportunidad de hacer eso?

Charles Bukowsky.

Alonso Pérez Taylor N.

Emprendedor, Vendedor de Tecnología, especialista en Big Data y Descubribiento de Datos, Mexicano


Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square